miércoles, 29 de julio de 2009

Cosas que pasan en casa cuando papá y mamá se van

Mis papis queridos están en la playa y estoy viviendo sola con mi hermana. Ambas estamos trabajando, ella a turnos en su departamento de logística de una importante empresa alimenticia y yo hago como que trabajo en mi despacho alquilado.

Siempre que nos quedamos solas pasa algo. O cae una granizada que agujerea los techos de los coches y hace que casi se inunde la casa o vienen a desatascar la alcantarilla que tenemos junto a la puerta y nos la llena de mierda (literalmente) o algo así.

Esta vez los problemas son los varios. Para empezar gotean las cisternas de los dos wáteres que hay en casa. No una, sino las dos. Una hemos optado por cerrarla directamente y no utilizar ese baño, la otra va a base de abrir y cerrar el depósito para que se llene. Y no, no podemos estar esperando al fontanero, porque no hay dios que venga en estas fechas y nosotras trabajamos.

El segundo problema es que se ha empezado a romper la manguera de la ducha y sale más agua por abajo que por la alcachofa. Un asco, oiga, porque he intentado desaflojarla a ver qué pasa y no hay quien coño mueva la manguera, tendré que coger alguna herramienta tipo llave inglesa a ver qué porras pasa.

Y la tercera y más preocupante es que tenemos "visitantes" en el cielo raso de la casa, ya sabéis, es ese trozo que está entre la escayola y el tejado. Lo oímos (o los oímos) corretear por las noches, cuando estamos sentadas en el comedor viendo la TV. ¿Serán ratones? ¿Serán pajaricos? ¿Qué será, será?

A todo esto se le unía que yo veía piedrecitas en el alféizar de mi ventana, justo entre la mosquitera y el cristal de la ventana. Y las quitaba y más piedrecitas. Hoy he subido la persiana al levantarme y han caído muchas piedrecitas. Y, además, he empezado a oír gemidos de animal. He bajado un poco la persiana y seguían escuchándose, la he vuelto a subir y se han oído más fuertes.

Creo que he matado a los visitantes. Si de aquí a 1 semana huele a muerto, llamaré a mi padre para que mire a ver qué pasa.

3 comentarios:

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Lo de la cisterna igual lo puedes arreglar tu misma. Abre la tapa y mira la regulación del flotador. Prueba y verás como lo reparas.

hm dijo...

Glub... visitantes en el entretecho...

Gustavo compañero de carrera dijo...

lo que tienes es que hacer un curso de albañileria, porque con tantas reparaciones te saldra mas barato que llamar a un manitas cada vez que te quedas sola.
en cuanto a lo de los gemidos, ¿estas segura de que no es tu vecino el macho-man??