jueves, 8 de octubre de 2009

Hablando claro



No voy a objetar nada a lo que dice, sino que quiero apuntillar CÓMO lo dice.

La frase de El Gran Wyoming ayer noche al ver estas imágenes fue "oír hablar a Ricardo Costa es como oír hablar al cocodrilo de Lacoste". Insuperable, jejeje.

8 comentarios:

MM de planetamurciano.com dijo...

El intermedio se está convirtiendo en un programa imprescindible. Están en racha y se nota; a ver lo ke les dura.

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

jo tía, es superguayyyyyyyy.......

coxis dijo...

Es la reencarnación del repelente niño Vicente...
Tan entalladito...
Y relamido...

Y Marianín sin dar un puñetazo en la mesa, chospechoso chospechoso

josuered dijo...

Ese tipo de argumentos "Es como oír hablar al cocodrilo de Lacoste" son falacias ad hominen que invalidan cualquier posibilidad de diálogo y minan la credibilidad del que las dice.

Dr. Deferiensia dijo...

Me pone enfermo el hombre-cocodrilo.

El intermedio es cada día mejor

Adriana-Victoria dijo...

Hola! coincidimos como lectoras en algunso blog´s, y nos gusta lo que leemos tuyo. Por ello me he decidido a invitarte a que visites el nuestro (lo escribo junto a mi socia Adriana) que tiene sólo 3 días y nos des tu opinión. Si además te gusta, estaríamos encantadas que nos agregaras a tu lista, y si quieres hacemos nosotras lo propio. Tks
http://abiertohastaanochecer.blogspot.com/
Un abrazo,
Victoria

vainilla dijo...

Una cosa es ser pijo y otra gilipollas (y corrupto)

Deyanira dijo...

Hay que ser un caradura para osar decir lo que dice sin pestañear.

A menudo me pregunto cómo este tipo de gente se endurece en esas "lides", si aprenden en el día a día o si ya traen de casa el concepto de que ellos están por encima del bien y del mal, que ellos lo valen.

Bochornoso.

Y varios millones de ciudadanos todavía les votan con "uve", cuando debería botarles con "be". ¿Por qué? ¿Tienen la mismo alma chanchullera y las mismas ganas de trincar? No comprendo que puedan pasar "estas cosillas" como "pecadillos" si no es así.