viernes, 24 de enero de 2014

24-1-1977, 22:30, C/ Atocha, nº 55, Madrid

Por si alguien no se acuerda o no lo dicen en los telediarios, hoy hace 37 años que un comando ultraderechista asesinó a sangre fría a 5 personas que trabajaban en un despacho de Comisiones Obreras e hirió a otras 4 personas. Fue la la llamada "matanza de Atocha".
Y se les mató como escarmiento a los rojos, sólo porque eran ideológicamente de izquierdas y parecían estar detrás de una huelga de trabajadores del sector del transporte que afectaba al Sindicato Vertical del Transporte (franquista). 

Para que nadie lo olvide, los nombres y profesiones de los asesinados son:
 - Enrique Valdevira Ibáñez, abogado
 - Luis Javier Benavides Orgaz, abogado
 - Francisco Javier Sauquillo Pérez del Arco, abogado
 - Serafín Holgado de Antonio, estudiante de derecho
 - Ángel Rodríguez Leal, administrativo
Los heridos fueron: Miguel Sarabia Gil, Alejandro Ruiz-Huerta Carbonell, Luis Ramos Pardo y Dolores González Ruiz, casada con Sauquillo. Las heridas fueron bastante graves, hay que destacar que Dolores González recibió una bala que le destrozó la boca. Pasó por tres operaciones, necesitó 900 días de tratamiento y se quedó en treinta y dos kilos. También perdió al hijo que esperaba.

¿Y qué fue de los asesinos? José Fernández Cerdá, Fernando Lerdo de Tejada y Carlos García Juliá, autores materiales de los hechos, fueron condenados a 193 años de prisión cada uno; Francisco Albadalejo Corredero, cómplice que iba con ellos en el asalto, a 63 años. Otras tres personas fueron condenadas a penas menores por facilitar las armas y por complicidad.

Lerdo de Tejada se fugó durante un extraño permiso de fin de semana en 1979, antes de la celebración del juicio; García Juliá obtuvo la libertad condicional en 1994 y se fue a trabajar a Paraguay, con permiso de la Audiencia Nacional, que fue revocado, pero ya no volvió, se le considera fugado a efectos legales, fue detenido en Bolivia por narcotráfico y está en prisión en La Paz, reclamado por la Audiencia Nacional; por último, José Fernández Cerrá cumplió 15 años de cárcel y salió con la condicional en 1992, se dice que está en España y vinculado a una empresa de seguridad privada. Albadalejo Corredero fue el único que murió en prisión en 1985.

En memoria de aquéllos que defendieron los derechos de los trabajadores.

1 comentario:

Cristal_Azul dijo...

!Hola,meg!

Tremendo e inhumano.Estas son las cosas por las que deberiamos llorar un infinito de veces.Me alegro que haya alguien que recuerde a todos los que no estan y como se fueron.

Me ha gustado mucho tu blog.Besos