viernes, 20 de abril de 2012

Reformas normativas

Muchas son las reformas que está llevando a cabo nuestro gobierno, pero las más destacadas para los operadores jurídicos son las que está realizando nuestro Ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón.

Entre otras novedades ha prometido una nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal, una reforma de los supuestos legales de aborto, ha suspendido la convocatoria de oposiciones a jueces, fiscales y secr
etarios judiciales este año 2012, ha propuesto la implantación de una pena de prisión permanente revisable, se perseguirá como delito la resistencia pacífica y se prevé una gran reforma del Código Penal para antes del verano.

Sin desmerecer el trabajo que supone la reforma de las normas, sinceramente creo que debería pararse a reflexionar un poco, porque muchos de los cambios anunciados parece que han sido realizados a golpe de "titular de prensa", dependiendo de qué tiipo de delito se haya cometido o qué tipo de altercado veamos en TV.

Sinceramente, me parece una manera muy poco efectiva de legislar, menos aún de anunciar reformas, porque con las hemerotecas que hay ahora, todo queda grabado y es más complicado desdecirse o volver atrás... Hay que llevar más cuidado y meditar concienzudamente qué se va a reformar y qué se va a anunciar a la ciudadanía, amén de no olvidar que un Ministro de Justicia en democracia no se debe dejar llevar por sus propias convicciones religiosas, sino por la moralidad de la mayoría de sus conciudadanos.

2 comentarios:

cessione del quinto dijo...

Muy interesante el articulo que has publicado,tienes mucha razon ,el Ministro de Justicia deberia ser màs cauto en cuanto a lo que se refiere a estas reformas normativas.Daniela

josuered dijo...

Digo yo que el gobierno en pleno hace mal en guiarse por la moralidad de la mayoría. Primero porque no puede conocerla y acaba aplicando la suya. Segundo porque aplicar a la minoría las normas morales de la mayoría no es nada democrático, es gobernar por la fuerza, en este caso la fuerza del número, sin pensar en los demás. Es el tipo de pensamiento que lleva a implantar la Sharia.